Orhit

 

Premio Empresa Flexible 2019

 
10 de Octubre de 2017

Los consumidores perciben si un alimento es natural en función del origen de la materia prima, el proceso de elaboración y las características del producto final

Valora este artículo
(0 votos)


• Según un estudio elaborado por el Grupo Hero, en colaboración con la Universidad de Murcia y ETH Zúrich

• La percepción de la naturalidad se centra más en la falta de cualidades negativas, como aditivos, que en la presencia de cualidades positivas

• Datos de un informe internacional revelan que el 57% de los consumidores incorporan cada vez más alimentos etiquetados como “naturales” a su dieta

Madrid, 24 de julio de 2017.- El Grupo Hero, en colaboración con la Universidad de Murcia y ETH Zúrich ha realizado el estudio The importance of food naturalness for consumers: Results of a systematic review, sobre la importancia de la naturalidad de los alimentos para el consumidor. El estudio, que ha sido publicado en la prestigiosa revista científica sometida a revisión por pares expertos, Trends in Food Science and Technology, muestra que la percepción de la naturalidad por parte del consumidor se centra más en la falta de cualidades negativas -aditivos, por ejemplo- que en la presencia de cualidades positivas; y concluye que los consumidores perciben un alimento como “saludable” en función de 15 cualidades que se agrupan en tres categorías:

  1. Origen de los alimentos: que sean materias primas orgánicas cultivadas de manera local
  2. Proceso de elaboración: que no utilice ingredientes artificiales, conservantes, aditivos, colorantes y saborizantes artificiales, sustancias químicas, hormonas, pesticidas y transgénicos (OGM)
  3. Producto final: debe ser saludable, ecológico y “en consonancia con la naturaleza”, sabroso y fresco.

El Director de Innovación del Grupo Hero e impulsor del estudio, Luisma Sánchez-Siles afirma que “la misión del Grupo Hero es deleitar a los consumidores conservando lo bueno de la naturaleza. Sin embargo, determinar las claves de lo que es percibido realmente como “natural” ha derivado siempre en considerables debates internos. El objetivo de este estudio era averiguar lo que los consumidores entendían por “natural”, para cumplir con nuestra misión de la mejor manera posible –añade-. Si bien las cualidades y categorías obtenidas no son nuevas, sí nos ayudan a una mejor comprensión del concepto de “naturalidad” que tiene el consumidor”-, concluye.

Efectivamente, la mayoría de los consumidores considera crucial la naturalidad de los alimentos, y los productos que no se perciben como tales, se arriesgan a quedarse en las estanterías de los comercios. De hecho, según una encuesta del Centro de Investigación de Estados Unidos Consumer Reports National Research Center (2015), el 62% de los consumidores compran productos etiquetados como “naturales. El informe Nielsen de 2015 Healthy Eating Trends Around the World (sobre tendencias a la Alimentación Saludable alrededor del Mundo, 2015) indica además, que el 57% de los encuestados incorporan cada vez, un mayor número de alimentos naturales a sus dietas.

Sin embargo, a pesar de que esta cuestión se considera de gran importancia, la definición de naturalidad varía según los diferentes países y regiones; y además, la mitad de los consumidores que participaron en estos estudios internacionales, reconocieron creer que el término “natural” en los alimentos se encuentra verificado de manera independiente, cuestión que es un error.

Esta revisión sobre la naturalidad llega en un momento en que los consumidores de todo el mundo demandan más productos naturales. Sin embargo, dada la falta de una definición clara o de una regulación al respecto, la naturalidad queda abierta a múltiples interpretaciones, llevando a los consumidores a confusión.

“Es irónico, pero no existe una definición exacta de lo que constituye la “naturalidad” en alimentación. Usemos el origen de los alimentos como ejemplo: si tenemos una materia prima cultivada de manera orgánica, una manzana, por ejemplo, ésta puede considerarse un alimento natural. Sin embargo, ¿qué ocurre si incluimos un alto grado de procesado y añadimos conservantes y sustancias químicas? ¿Podría seguir denominándose natural?”, se preguntan los investigadores.

El estudio, que ha supuesto una estrecha colaboración entre el Grupo Hero y el mundo académico, pone de manifiesto la gran importancia de la naturalidad y su fuerte asociación con la salud para la mayoría de las personas residentes en países desarrollados. Esta tendencia se aprecia en diferentes países, en diferentes periodos de tiempo y revela algunas claves que deben tener en cuenta la industria de alimentación:

  • Combinar procesos de producción, ingredientes, envasado y comercialización de modo que el consumidor perciba los alimentos como naturales, similares a la alimentación tradicional
  • Tener en cuenta la percepción del consumidor sobre la naturalidad de los nuevos productos de alimentación o de las tecnologías de alimentación innovadoras, en las primeras fases de desarrollo del producto
  • Sustituir los aditivos sintéticos de los alimentos, un reto para el sector porque puede suponer un impacto en el precio del producto y en su fecha de caducidad
  • Las mujeres y las personas mayores son las que conceden mayor importancia a la naturalidad de la alimentación
  • La ingesta de alimentos por parte del consumidor se encuentra notablemente influenciada por la importancia concedida a la naturalidad de los mismos

A cerca del estudio

The importance of food naturalness for consumers: Results of a systematic review, realizado por Luisma Sánchez-Siles en colaboración con Sergio Román, de la Universidad de Murcia; y Michael Siegrist, del ETH Zúrich, incluye una revisión del contenido de 72 estudios, extraídos de un grupo inicial de más de 1.000 investigaciones, que abarca más de dos décadas y cuentan con la participación de 85.000 consumidores de 32 países de cuatro continentes. Según los responsables del estudio, esta es la primera revisión que ha identificado, analizado e integrado las investigaciones anteriores sobre la importancia con la que perciben los consumidores la naturalidad de la alimentación.

El estudio cubre además un amplio número de personas de países desarrollados, de diferentes grupos de edad y socio-demográficos que participaron en varios programas de investigación durante un periodo de 20 años. Si bien las diferentes investigaciones mencionan aspectos determinados de la naturalidad, el nuevo estudio reúne toda la información.

Compartiendo lo bueno

El Grupo Hero está presente en más de 15 países y exporta sus productos a los cinco continentes. Hero España tiene su sede desde 1922 en Murcia, donde se fabrica una gran variedad de productos y todas las referencias de Hero Baby, marca del Grupo destinada a la fabricación de alimentos infantiles. En Hero, la Responsabilidad Social es una oportunidad y una obligación de mirar al futuro con valentía. Con esta forma de hacer y entender la empresa, preparamos a la compañía para afrontar nuevos retos y estrategias. Nuestra misión es deleitar al consumidor conservando lo bueno de la naturaleza y, de esta forma, nos situamos en el camino hacia la excelencia, mediante valores compartidos con todos nuestros grupos de interés.

Más información:

Marisa Cruzado
Tlfo: 626 17 17 99