Orhit

 

Premio Empresa Flexible 2019

 
Diario de una agencia - NO TOCAR
16 de Enero de 2012

Información "Todo a 100"

Llega la época de las rebajas y parece que la moda del "2x1" llega también a las propuestas de comunicación. Llevamos ya un par de años en los que la crisis ha dejado huella en todos los servicios empresariales: se han reducido presupuestos, se han recortado gastos, se ha prescindido de proveedores.... Las agencias vemos como los medios de comunicación "adelgazan" plantilla o cierran. Sufrimos los recortes presupuestarios en carne propia y un cambio de modelo que sustituye soporte papel por tecnología, que acaba con el poder de la publicidad y que convierte al ciudadano en prescriptor de primera a través de las redes sociales.

 

Pero el colmo, creo, es el desprestigio de la profesión periodística. No es que no crea que no nos lo hemos buscado nosotros mismos con un par de décadas de decadencia imparable, pero me preocupa ver a colegas de reconocido prestigio, con 20 años de trabajo a sus espaldas, aceptar escribir reportajes a 15 euros la página. El trabajo de los fotógrafos está todavía peor valorado. ¿Cómo es posible que exista un Ley de Protección Intelectual con sanciones millonarias para quién se la salte y que una fotografía periodística se compre a un euro para lanzarla por agencia?

 

En estas circunstancias, al regateo y la bajada de precios tradicional, se suma un extraño sentimiento de pudor que te obliga a tirar a la baja en todas las propuestas. Es una mentalidad de "Todo a 100" que no augura nada bueno -Lo siento, pero todavía sigo llamando a los chinos "Todo a 100". Qué queréis, me puede el romanticismo de cuándo todavía las pesetas eran pesetas y comprar algo por veinte duros, una ganga-. Por si las moscas, vamos a empezar a medir seriamente el tiempo dedicado a cada proyecto. A ver a cómo nos sale la hora de trabajo en comunicación. ¡Miedo me da!

28 de Diciembre de 2011

Un año más...

Este artículo podría continuar de muchas maneras: un año más que no nos toca la lotería (¡vaya novedad!), un año más que llega el turrón (y nos pilla sin organizar nada), un año más para hacer balance de los casi 365 días que quedaron atrás (de eso, mejor ni hablamos)... En definitiva, está a punto de caer otro año más, con cualquiera de las coletillas que queramos ponerle.

 

De sobra sabemos que no ha sido un año fácil, algunos podrían etiquetarlo de annus horribilis. Pero como la Navidad es época de esperanza y buenos deseos, vamos a ver el futuro con optimismo y  pensar que el 2012 vendrá con un pan debajo del brazo o, al menos, con par de rebanadas.  El año que vamos a estrenar en breve es bisiesto, y eso, dicen por ahí, que trae suerte; quizá en este momento la suerte se materializa en que, los que tenemos trabajo, podemos trabajar un día más, y los que no lo tienen, cuentan con un día extra para buscarlo.

 

El año que se despide ha sido como un gran caldero en el que se han cocido muchos cambios: sociales, políticos, económicos y culturales. Inevitablemente todos hemos estado dentro de ese caldero, aunque unos hayan resultados más cocidos que otros. No debemos perder la perspectiva de estos cambios que nos rodean y que van a ser la clave para el 2012. Cada uno de nosotros, como individuos dentro de una sociedad cambiante, debe poner todo de su parte para adaptarse a esas corrientes novedosas que recorrerán, casi con seguridad, el 2012.

 

En cualquier caso, desde CVA te deseamos lo mejor para el año nuevo (tanto si eres de los que ve la botella medio llena como de los que la ve medio vacía).

10
Página 10 de 12