Cuestionario 2018

 

Orhit

 
21 de Mayo de 2017

Queda mucho por hacer

Valora este artículo
(0 votos)

Es terrible. Cada día conocemos más casos de violencia machista en los que los hijos se convierten también en víctimas mortales. Vivimos en una sociedad adormecida, acostumbrada a mirar para otro lado y que lava su conciencia colaborando con ONGs, poniendo una X en la casilla correspondiente de la declaración de la renta y, en la mayoría de los casos, echándonos las manos a la cabeza y manifestando su menosprecio hacia los violentos. Y ya está. Hasta ahí, su implicación.

Luego están los que incendian las redes sociales con comentarios insidiosos, amparados por un mal interpretado derecho de libertad de expresión, y ocultos tras un hipotético anonimato. Estos son los peores. Y cada vez son más.

Hay tanto por hacer. Andamos perdidos en debates partidistas mientras un sistema educativo inútil se carga, una tras otra, las posibilidades de generaciones de futuros profesionales. Matamos la cultura y le quitamos valor a conocimientos humanistas, como la literatura y la historia, que son la esencia sobre la que se contrate la conciencia social de un país. La falta de valores ha servido de caldo de cultivo para la corrupción que ha pasado de ser una anécdota, a ser el engranaje del funcionamiento del sistema.

Algunos seguimos intentando cambiar las cosas. Se nos puede acusar de idealistas, pero sin ideales, el ser humano se deja arrastrar por el lado oscuro. Por eso, un año más, lanzamos los Premios Empresa Flexible. Una iniciativa que quiere demostrar que las cosas pueden hacerse de otra forma. Que las personas pueden ser “El Centro” de la gestión y las empresas seguir siendo rentables. Que trabajando en un marco de mutua confianza se puede mejorar la productividad y que la corresponsabilidad es posible si aunamos voluntades.

Queda mucho por hacer. Por eso desde CVA seguimos haciendo.