Orhit

 
24 de Marzo de 2015

Oportunismo

Valora este artículo
(0 votos)

Una de las frases que más se escucha en la radio, en la televisión o en las conversaciones de cafetería es que todo está polítizado. Y lo peor no es ya sólo que esto sea cuestión de chascarrillo o una forma de sentenciar el fin de una conversación. Lo peor es que es absolutamente cierto.

El accidente aéreo que se ha producido hoy es un clarísimo ejemplo. Un avión con 144 pasajeros y seis tripulantes que despegó de Barcelona con rumbo a la ciudad alemana de Düsserdolf se ha estrellado en suelo francés. Iban a bordo 45 españoles según las primeras informaciones. Ciertamente es una tragedia. Los gobiernos de los tres países  implicados,- Alemania, Francia y España-, han puesto en marcha un gabinete de crisis y se han coordinado para el rescate de los cuerpos en una escarpada zona de los Alpes franceses. Las primeras declaraciones de condolencia para los familiares y de consternación de los máximos dirigentes políticos se han producido sin demora. Hasta aquí todo correcto.

Y a partir de ese momento, y supongo que porque en periodo electoral cualquier escusa es buena, en nuestro país todos han querido aparecer en televisión. El líder de la oposición, presidentes de comunidades autónomas, líderes de todas las fuerzas políticas. Pedro Sánchez incluso, ha puesto un lazo negro en la foto de su Twitter.

Y creo que la cosa no terminará aquí. Cierto que el avión pertenecía a una aerolínea alemana, pero seguro que el accidente dará pie para la polémica política. Ya se ha publicado que Rajoy se desplazará a la zona del accidente. ¿Recuerdan la críticas por no haberse desplazado a las zonas inundadas por el Ebro? Veremos